Agricultura
Martes, 04 de Marzo 2014
CIMMYT

Capacitación respalda impresionante aumento de trigo en Zambia

Igual que le ocurre a científicos de diferentes países que trabajan en circunstancias similares, el mejorador de trigo de origen zambiano Lutangu Makweti estudió la carrera de Ciencias Agrícolas y por tanto conocía la teoría del mejoramiento genético. Incluso tenía alguna experiencia práctica. Sin embargo, un programa moderno, a gran escala, es como una maquinaria de engranajes complejos, en el que la teoría tiene que transformarse en práctica a la hora de poner en funcionamiento la maquinaria.

Con ayuda de su antiguo empleador, Seed Co. Limited (la principal compañía semillera de África), Makweti tuvo la oportunidad de participar en el curso de mejoramiento de trigo que impartió el CIMMYT en 2012.

A Makweti, uno de los 23 científicos procedentes de zonas productoras de trigo de distintos países del mundo en desarrollo, le impresionó enormemente lo que aprendió en las conferencias en el salón de clase y de las prácticas en el campo. “Mi actitud hacia el trabajo cambió totalmente e incluso colegas que trabajan con otros cultivo lo han notado", dice en un mensaje espontáneo de agradecimiento que nos hizo llegar desde Lusaka. “Ahora puedo hablar con confianza sobre temas de trigo. Nunca olvidaré que (la capacitación que recibí) hizo la diferencia en mi carrera.”

El valor de la capacitación: adquisición y divulgación de conocimientos

Dado que la demanda de productos de trigo en Zambia ha ido en aumento a causa del crecimiento de la población (y la acelerada urbanización), al regresar del curso, Seed Co. comisionó a Makweti para que pusiera en operación un programa de mejoramiento destinado a los mercados locales. “Esta fue la primera vez que nuestra compañía se aventuró a incursionar en las cruzas de trigo", refiere Makweti. “En el pasado, todo el mejoramiento y las cruzas se hacían en Zimbabwe; las cruzas se mandaban a Zambia para que fueran evaluadas.” De una producción nacional de un poco más de 50,000 toneladas en el año 2000, Zambia catapultó su producción a 250,000 toneladas en 2012, y los responsables de formular las políticas del país concedieron al trigo la categoría de cultivo estratégico.

Además de lo anterior, Makweti empezó a trabajar también con pequeños agricultores. “En Zambia solo sembrábamos trigo bajo riego, pero pusimos en operación un programa de mejoramiento de trigo de temporal y la Red Internacional de Mejoramiento de Trigo (IWIN, que coordina el CIMMYT) nos proporcionó una serie de ensayos, con el propósito de ayudar a los agricultores a que se integren al sector del trigo.”

Makweti y sus colegas eligieron 40 variedades de esa colección de semilla y las sembraron en ensayos en los que participaron los agricultores; luego, éstos eligieron aquellas con las mejores características y comportamiento.

Al reflexionar sobre su experiencia del curso que tomó, Makweti dijo que algo especialmente valioso para él fue haber conocido a investigadores de trigo de renombre mundial, durante las conferencias que dieron como parte del curso. Entre ellos mencionó a H. Jesse Dubin, patólogo de trigo del CIMMYT ya jubilado; al profesor Perry Gustafson de la Universidad de Missouri; y al profesor Bob McIntosh de la Universidad de Sydney. “Los científicos estaban ahí y nos ayudaban a resolver nuestras dudas", recalca Makweti. “Hacían una pausa y nos explicaban qué y por qué estábamos haciendo determinada actividad".

Makweti cree también que el curso y el trabajo ético del CIMMYT se basan en valores importantes, que incluyen planeación, dedicación, trabajo en equipo y respeto entre los científicos y trabajadores de campo, así como la aplicación de tecnologías de vanguardia, y pasión por la ciencia. “Nunca antes había visto tanta entrega al trabajo como la que caracteriza al personal del CIMMYT, ya sea un conductor, la persona que poliniza las plantas, científicos o recolectores de datos", señala. “Para ellos el trabajo es un llamamiento, una tarea especial en beneficio de la humanidad.”

Seguir adelante y hacer la diferencia

Testimonios como el Makweti no son poco frecuentes. Desde que comenzó a impartirse en 1968, el curso de mejoramiento de trigo se ha ido adaptando a las nuevas generaciones de científicos, que ya suman más de 1400. El curso ahora incluye diseño y manejo de ensayos, calificación y selección, análisis de datos y uso de marcadores de ADN, entre otras disciplinas. De la misma manera que ha ocurrido con científicos que fueron capacitados por el Dr. Norman Borlaug a mediados del siglo pasado, muchos de los egresados de los cursos ahora ocupan puestos importantes en las organizaciones o compañías para las que trabajan. Los egresados continúan en contacto con el CIMMYT y con sus compañeros de curso, un hecho que ayuda enormemente a difundir las variedades de trigo y las prácticas agronómicas para su cultivo.

La buena racha profesional de Makweti quedó de manifiesto otra vez a finales de 2012, cuando conoció al director de investigación de Zambia en una conferencia sobre trigo en África (ver recuadro abajo); éste lo invitó a trabajar en el Instituto de Investigación Agrícola de Zambia, como mejorador. Makweti aceptó la invitación. Además de mejorar trigo, este científico amplió su campo de acción y ahora coordina un proyecto de mejoramiento de leguminosas, dentro del marco del programa Feed the Future de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), en colaboración con el Instituto Internacional de Investigación de Cultivos para las Zonas Tropicales Semiáridas (ICRISAT). “La investigación de trigo sigue siendo mi área de interés y espero ayudar a que el programa nacional haga más investigación, incluso con los escasos recursos económicos con que cuenta", finaliza.

Paa más información:  Amor Yahyaoui, coordinador del curso de mejoramiento de trigo(ah.yahyaoui@cgiar.org).

Fuente: CIMMYT
Comparta un link a esta nota por correo electrónico:
Remitente (E-mail):
Destinatario (E-mail):