Inicio  |   Agregar a Favoritos  |   Recomendar Sitio

   |     

 

 

 
 

Volver Atrás ◄◄

 
 

Información para Productores y Semilleros

 
 

Rizobacter Argentina

Resumen de II Jornada de Actualización Técnica en Legumbres de Invierno / Arveja y Garbanzo

 

En legumbres, la premisa es la calidad.

Más de 200 personas asistieron  a la “II Jornada de Actualización Técnica de Legumbres de Invierno: Manejo de cultivo y oportunidades de comercialización”, organizada por Rizobacter el pasado 19 de abril. Productores y técnicos asesores de las más variadas zonas se mostraron muy interesados en conocer las particularidades de estos cultivos que prometen amplio crecimiento.

A diferencia de otros cultivos, recalcaron todos los disertantes, cuando se trata de legumbre tan importante como el rendimiento es la calidad del resultante porque “en  legumbres “cosechamos semilla, no grano”, sintetizó el ingeniero Mauro Rosso, técnico de MGM Estudio Agropecuario. De su calidad van a depender las posibilidades de venta y la determinación del precio.

Aunque la principal causa de crecimiento de hectáreas sembradas con legumbres de invierno responde a la imposibilidad de comercializar el trigo, los cultivos de arveja, lenteja, vicia y garbanzo se instalan como una alternativa válida dentro de los cultivos de invierno, junto con los de cebada y colza.  Hoy, comercialmente la estrella es el garbanzo donde le logran márgenes de ganancias de entre 1400 y 1600 dólares la hectárea.

Las expectativas respecto de sus ventajas aumentan si se tiene en cuenta la creciente demanda de alimentos de una población en aumento, rindes satisfactorios de soja y maíz sobre barbecho de legumbres y la existencia de polos importadores aún no penetrados en su totalidad como el sudeste asiático, China e India.

 

Arveja

Manejo

La calidad de semillas, los tratamientos con curasemillas e inoculantes, el control de malezas y enfermedades así como la correcta determinación del momento de secado, establecen las bases para el manejo de este cultivo y repercuten ampliamente en el rendimiento y la calidad.  No menos importante es la calidad de trilla. Para evitar granos partidos, la cosechadora axial corre con ventaja.

La arveja se asienta como un buen antecesor porque tiene un consumo muy eficiente de agua, con un uso de alrededor de 10 a12 kg de grano por mm de agua consumido. Esto implica que deja en el perfil de suelo un remanente de agua que es bien aprovechado por los cultivos de verano posteriores (soja o maíz de segunda). Este hecho, asociado a que libera el lote entre 15 y 20 días antes que el trigo, lo convierte en una alternativa para el doble cultivo de características sobresalientes.

En lo que respecta a la nutrición del cultivo, la arveja es exigente en nitrógeno, siguiéndole en importancia cuantitativa el potasio, luego el magnesio y en menor medida fósforo y azufre.  La capacidad de fijación de nitrógeno por parte de la arveja suele ser muy alta. Se han medido aportes de hasta 185 kg/ha por esta vía. De aquí que es la fuente de nitrógeno mas económica para el productor. Hubo experiencias en AFA Salto Grande, donde la inoculación permitió duplicar el rendimiento de arveja en suelos sin antecedentes de este cultivo, asegura Prieto.

Dentro de las plagas insectiles que afectan el cultivo de arveja, se encuentran los pulgones de la arveja (Acyrthosiphon pisum) y el pulgón verde del duraznero (Myzus persicae).,  Le siguen en importancia la oruga bolillera (Helliothis sp.), el trip (Frankiniella sp.), el brucho o gorgojo del grano (Bruchus pisorum), y las isocas cortadoras (Agrotis sp).

En cuanto a las enfermedades más frecuente, se pueden clasificar en enfermedades de cuello y raíz, entre las que se mencionan al Marchitamiento producido por Fusarium oxysporum f pisi, la Podredumbre de cuello y raíz, producida por diversos agentes como Fusarium solani f pisi, y el complejo de hongos causante del Damping off (Pythium sp, yRhizoctonia sp).

En el caso de las afecciones foliares, una de las más importantes por el daño que causa el Tizón bacteriano. Le siguen el el Oidio (Erysiphe sp), el Tizón causado por Mycosphaerella pinoides,  la Antracnosis (Ascochyta pisi), el Mildiu (Peronospora pisi), y, al final del ciclo suelen,  aparecer otras enfermedades como la Septoriosis (Septoria pisi).

Comercialización

El mayor productor mundial de arveja es Canadá, con el 28% de market share. Le siguen  Rusia, China, Francia e India. Los principales exportadores son, en orden descendente, Canadá, Francia, Estados Unidos y Australia; mientras que los principales destinatarios son India, que según la FAO en 2009 demandó 1.665.000 toneladas, China y Bangladesh.

Para Santiago Ramello, miembro de Agricultores Federados Argentinos y gran conocedor de los mercados de granos,  para la Argentina este cultivo representa una verdadera oportunidad. A partir del 2009 las exportaciones de arveja crecieron aceleradamente hasta llegar en 2011 a 80.000.000 de toneladas.  Si bien el precio anunciado ronda los 430 dólares la tonelada, en la realidad son sustancialmente inferí ores. El canal de comercialización es principalmente terrestre y el mayor destinatario de nuestra producción es Brasil con el 40%, siguiéndole España con el 27%.

El mercado de arvejas, sin embargo, aún tiene muchos desafíos por resolver dentro de su cadena productiva. La inversión en inversión genética para generar nuevas variedades de semillas y la profesionalización son prioridades si se tiene en cuenta que se trata de un mercado que demanda, ante todo, calidad. En lo que respecta a la comercialización, será necesario atomizar las exportaciones para no depender tanto de Brasil e, internamente, estimular el consumo interno per capita es una tarea pendiente también.

Por otro lado, también hace falta establecer parámetros claros de calidad y tolerancias en el standard de la semilla. Si bien éstos difieren de importador en importador, es necesario implementar una guía para que los productores tengan un norte que les asegure mejores posibilidades de ventas internacionales al mejor precio. AFA ha implementado uno que podría tomarse de referencia en el que se detallan los porcentajes de tolerancia en granos descoloridos, oscuros, ardidos o perforados y en el que el máximo de humedad en el recibo de debe superar el 15%.

 

Garbanzo

Manejo

De acuerdo a Rosso,  quien disertó sobre las especificidades del manejo de cultivo de garbanzo, para la siembra de este cultivo es importante  buscar cultivos antecesores  que desocupen el lote lo antes posible para poder tener un perfil bien cargado de humedad. Por ejemplo, sojas grupo cortos, girasoles, maíces precoces, entre otros. En algunos casos los lotes con antecesor maíz se presentan daños ocasionados por heladas debido a la presencia de mayor cobertura, aunque los rendimientos resultan ser buenos.

Dentro de los requisitos más importantes que deben reunir los lotes a sembrar se destacan que esté bien barbechado, con buena fertilidad y con buen contenido hídrico (más de 150 mm. de agua útil a 2 metros de profundidad). Este cultivo es muy sensible al encharcamiento y a la presencia de sales, por lo tanto se suman a las exigencias de un buen inicio.

La fecha de siembra recomendada se extiende del 20 de abril al 30 de junio. Cuanto más temprana es la siembra, más importante es lograr buenas implantaciones.

Tan importante como la utilización de máquinas a placa para la siembra, es una buena elección de placas.

Como en el caso de la mayoría de las legumbres, se recomienda la utilización de curasemillas e inoculantes de buena calidad para lograr un buen stand de planta y mejor sanidad y nutrición de cultivo.

Dada la gran demanda de Nitrogeno, la utilización de inoculantes de buena calidad es indispensable para ampliar los márgenes en el rinde. En base a su experiencia, Rosso asegura que el uso de doble dosis (una dosis en la semilla y una dosis en el surco) mejora la performances de las bacterias fijadoras de nitrógeno de los fertilizantes biológicos. Mayor tolerancia a las heladas y atenuante toxicidad de los herbicidas, han sido encontrados como efectos positivos indirectos de la inoculación.

Los controles de maleza en este cultivo están enfocados en controles pre-emergencia, dado los herbicidas para el control de hoja ancha en post-emergencia, probados hasta el momento,  generan problemas de fitotoxicidad en el cultivo y controles deficientes en las malezas presentes.

Este cultivo generalmente no presenta problemas con plagas, pero en algunos años y algunas situaciones particulares, se detectó la aparición de Bolillera, bicho bolita, caracol y chinches. La enfermedad más importante del cultivo en la Argentina es el Fusarium sp. Para su control, es importante el uso de terápicos para semilla y la rotación de los lotes.

En caso de aplicación de Fungicidas en etapas reproductivas los productos, momentos y dosis a utilizar son las mismas que para el cultivo de soja.

Al ser éste un cultivo muy indeterminado, la maduración de las plantas se produce en forma irregular, con lo cual debemos uniformizar el lote para poder cosechar. Antes esta práctica era llevada a cabo por medio del corte e  hilerado del cultivo, pero en la actualidad se realiza mediante tratamientos químicos. El momento en el que tomamos la decisión de secar es cuando el 85% de las vainas tienen color crema “té con leche”.

Los productos que se pueden utilizar para el secado son el Glifosato, productos premium a base de Glifosato y Paraquat . En este último caso, se cosecha entre 3 y 4 días posteriores a la aplicación, mientras que para el caso del Glifosato, entre los 8 y 12 día posteriores.

En lo posible, para la cosecha de garbanzo, se deben utilizar cosechadoras axiales con el propósito de evitar daños en el grano cosechado (las mayores pérdidas se dan por el cabezal). La densidad de plantas a cosechar debería rondar entre 200.000 y 300.000 plantas por hectárea, es decir, entre 10 y 15 plantas a 52 cm.

Ante la falta de disponibilidad de medidores de humedad para garbanzo, fue necesario adaptar los medidores de soja, en donde el valor base de la humedad se fijó en 13%.  No está demás aclarar que el grano del garbanzo es muy higroscópico, lo que demanda estar muy atentos con las lluvias porque pueden afectan su calidad.

 

Soluciones de Rizobacter

En el marco de estas jornadas, la empresa organizadora presentó las tecnologías disponibles para lograr mejores resultados en legumbres de invierno.

El ingeniero Gabriel Mina, jefe de productos terápicos para semillas, insistió acerca de la importancia de elegir cursamellas e inoculantes de excelente calidad para el tratamiento de semillas de legumbres.

Rizopack Garbanzo 202 y Rilegum Pack 202 son las dos opciones para tratar semillas de lenteja, arveja y vicia, por un lado, y garbanzo por otro. Estos packs combinan el curasemillas Maxim XL, de amplísimo espectro de control, con la tecnología TOP –exclusiva de Rizobacter- que incluye sustancias osmoprotectoras en el inoculante garantizando bacterias más resistentes y fisiológicamente preparadas.  Esta tecnología, que hasta el año pasado solo estaba presente en inoculantes para soja, para esta campaña ha sido aplicada también en inoculantes para legumbres garantizando mejor performance  y respuesta en el manejo de estos cultivos y mejores resultados en los rindes.

 

Volver Atrás ◄◄

 

 

Enviar este artículo por e-mail

E-mail del destinatario

Nombre del remitente

Mensaje

Formato de e-mail

 
 

 
 

¿Le interesa recibir contenidos similares en su casilla de correo electrónico todas las semanas?

 

Suscríbase GRATIS al newsletter semanal, un resumen de noticias diseñado especialmente para productores, semilleros, asesores, técnicos y toda persona vinculada al sector agropecuario.

 

Suscribir al Newsletter Semanal

 

● Más información