Inicio  |   Agregar a Favoritos  |   Recomendar Sitio

   |     

 

 

 
 

Volver Atrás ◄◄

 
 

Información para Productores y Semilleros

 
 

INTA Bordenave

Utilización de Plaguicidas. Siempre habrá envases vacíos

 

El incremento de las actividades agrícolas, trae aparejadoun marcado incremento en el uso de los plaguicidas, con lo cual también crece el número de envases vacíos que se desechan. Los números de la campaña de trigo 2011 sólo del Distrito de Puán, por ejemplo, muestran la importancia de asumir responsablemente este tema.

Se estima que un 3% del producto queda encada envase de plaguicida, por lo cual es muy importante realizar el triple lavado.

 

"Los envases de plaguicidas son considerados residuos peligrosos, y el incremento de su uso, a partir de una mayor actividad agrícola; ha planteado escenarios en los que es necesario intervenir de manera eficaz".  La afirmación pertenece al Dr. Hugo Kruger, del Sector de Manejo y Conservación de Suelos de INTA Bordenave, quien además es Coordinador del Proyecto Regional de Sustentabilidad que el INTA lleva adelante en el Centro/Sur de la provincia de Buenos Aires.

La necesidad de intervenir en este terreno, busca atenuar el impacto ambiental de estas actividades, como así también el riesgo para salud humana y el gasto innecesario que se produce por el desperdicio del material. 

Dentro de lo que se conoce como la "cadena del plaguicida", los actores tienen diferentes responsablidades, y al productor le toca hacer un uso seguro de estos insumos, garantizar la realización del triple lavado de los envases y disponerlos correctamente para su tratamiento.

"El triple lavado busca eliminar los restos de producto que quedan en cada envase para volcarlos en el equipo pulverizador. Esto se tiene que hacer en el momento de la aplicación, para que dichos residuos vayan a parar al lote de producción y no a un basural. Se puede hacer de forma manual o mediante la bomba del pulverizador, en el caso de que este tenga el complemento adecuado", menciona el Dr. Kruger.

 

Un ejemplo: la campaña de trigo 2011 en el partido de Puán

Se estima que aproximadamente un 3% de producto queda en cada envase de plaguicida, lo que puede parecer un número menor si perdemos de vista la actividad agrícola en su conjunto. Al respecto, el Dr. Kuger señala: "Si bien hay responsabilidades individuales, no hay que pensar sólo en términos de conductas personales, sino en una cuestión territorial. Eso nos permite dimensionar de manera correcta el impacto que producimos; no solamente en el ambiente, sino también en la salud y hasta en la economía"

Si tomamos en cuenta la campaña de trigo sólo en el Distrito de Puán (por ejemplo), vemos que los números son muy importantes: "Según estimaciones que realizamos desde INTA Bordenave, sólo en Puán, que es un municio que no se caracteriza por el uso intensivo de plaguicidas, para la superficie sembrada con trigo en una campaña promedio se descartan unos 5500 envases plásticos, que contienen entre 2500 y 2800 litros de plaguicida residual, con un valor aproximado a los 100 mil pesos"

La estimación realizada desde INTA Bordenave para la superficie triguera del distrito de Puan, demuestra la importancia que tienen el tema cuando se lo analiza globalmente.

 

Volver Atrás ◄◄

 

 

Enviar este artículo por e-mail

E-mail del destinatario

Nombre del remitente

Mensaje

Formato de e-mail

 
 

 
 

¿Le interesa recibir contenidos similares en su casilla de correo electrónico todas las semanas?

 

Suscríbase GRATIS al newsletter semanal, un resumen de noticias diseñado especialmente para productores, semilleros, asesores, técnicos y toda persona vinculada al sector agropecuario.

 

Suscribir al Newsletter Semanal

 

● Más información