Inicio  |   Agregar a Favoritos  |   Recomendar Sitio

   |     

 

 

 
 

Volver Atrás ◄◄

 
 

Información para Productores y Semilleros

 
 

Rizobacter Argentina

SIGNUM, el poder de las bioseñales

 

Rizobacter Argentina presenta el primer Bio-inductor del mercado, una innovación tecnológica que demuestra el altísimo potencial de la microbiología agrícola.

Fruto de la alianza entre Rizobacter Argentina S.A. con el Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas de Cuba (INCA), la empresa pergaminense líder en microbiología agrícola, lanza al mercado una nueva tecnología que, por su carácter innovador, demanda también ser pensada como un nuevo concepto que va mucho más allá de un inoculante: Signum.

La investigación ha dado frutos constantes y permanentes en el área de la microbiología que estudia las relaciones entre bacterias y leguminosas, considerando los primeros inoculantes a base de turba no estéril, pasando por la revolucionaria capacidad de transformarlos en líquidos, la posibilidad de agregarles protectores bacterianos  y finalmente de producirlos bajo Tecnología OsmoProtectora (TOP).

La nueva tecnología que presenta Rizobacter convoca a sumergirse en un mundo, antes impensado,  donde la traducción de las comunicaciones químicas entre plantas y microorganismos es posible.  El  fascinante diálogo sin palabras que conlleva la simbiosis cobra sentido para el sector productivo porque permite conocer mejor la biología del microorganismo, activar sus mejores respuestas fisiológicas, conocer las leguminosas a nivel básico, y elucidar los componentes genéticos de la planta que determinan la interacción. No menos destacada es la posibilidad de eliminar cualquier factor abiótico que pueda constituir un estrés para los organismos que participan del proceso.

Signum es un biopreparado que como un generador de señales moleculares que activan de manera temprana procesos metabólicos en las bacterias y las plantas, lo que permite maximizar el desarrollo de las leguminosas.

A través de la comunicación de bio señales prepara a la planta para relacionarse mejor con su entorno y disponer de mayores recursos para desarrollarse:

-Promueve la asociación simbiótica con bacterias de rhizobium, produciendo  así una actividad rizosférica mayor y una nodulación más efectiva, que le permite optimizar la fijación biológica del nitrógeno. 

- Estimula la interrelación con distintos microorganismos benéficos del suelo que le permiten ventajas adicionales a la inoculación.

-Activa mecanismos de resistencia a condiciones de estrés abiótico, como son las bajas temperaturas, sequías y acidez en el suelo.

- Induce respuestas defensivas en la interacción con microorganismos nocivos.

 

Su formulación garantiza tres tecnologías en una:

- Generación de señales que activan tempranamente procesos metabólicos beneficiosos en la planta y las bacterias.

Cuando la semilla germina libera a través de sus raíces diferentes compuestos. Algunos de estos constituyen atrayentes naturales a los microorganismos benéficos, otros inhiben a patógenos y otros constituyen una señal de asociación para las bacterias simbióticas.

Esas señales simbióticas se unen a un receptor en la membrana de la bacteria, dicha unión activa la transcripción de los genes de nodulación que sintetizan los factores de nodulación, moléculas clave en el éxito de la interacción rizobio-leguminosa, responsables de la entrada de la bacteria a la planta y de la especificidad hospedero-huésped. Pero esta unión activa además el sistema de secreción T3SS presente en la bacteria y responsable también del éxito en la interacción, relacionado directamente con la excreción de polisacáridos determinantes por su papel en la formación de los nódulos y en proteger al rizobio de las defensas de la planta para que ocurra la simbiosis.

Así se induce biológicamente a una eficiente fijación biológica del nitrógeno, a mecanismos de defensa contra patógenos, a una resistencia a estrés por bajas temperaturas, acidez y sequía, a un flujo adecuado de nutrientes como el Ca (calcio) y, consecuentemente, a un efecto positivo sobre la germinación y desarrollo del cultivo.

- Inoculación con bacterias fisiológicamente activas y, por lo tanto, más resistentes y adaptables a condiciones ambientales adversas. Logrando así una temprana infección y una mayor nodulación.

- Tecnología TOP (de Osmoprotección),

Esta tecnología, presente tanto en el proceso de elaboración como en la formulación, garantiza una mayor protección a nivel de la membrana celular para reducir la desecación bacteriana.

SIGNUM posibilita, así, un paso biotecnológico que permite acelerar la comunicación entre las plantas y las bacterias.  Promueve una estimulación natural, sin modificaciones genéticas ni químicas, que  acompaña a la naturaleza estimulando la germinación, favoreciendo la Fijación Biológica del Nitrógeno y protegiendo los cultivos desde que emergen. Desde hoy, las señales del lenguaje simbiótico se llaman SIGNUM.

 

Volver Atrás ◄◄

 

 

Enviar este artículo por e-mail

E-mail del destinatario

Nombre del remitente

Mensaje

Formato de e-mail

 
 

 
 

¿Le interesa recibir contenidos similares en su casilla de correo electrónico todas las semanas?

 

Suscríbase GRATIS al newsletter semanal, un resumen de noticias diseñado especialmente para productores, semilleros, asesores, técnicos y toda persona vinculada al sector agropecuario.

 

Suscribir al Newsletter Semanal

 

● Más información