Inicio  |   Agregar a Favoritos  |   Recomendar Sitio

   |     

 

 

 
 

Volver Atrás ◄◄

 
 

Panorama Global

 

Agricultura con menos combustibles fósiles no significa necesariamente menos cosecha, según sugieren investigadores en Estados Unidos

 

A medida que el aumento del precio del petróleo incrementa los costos de producir alimentos, nuevos estudios sugieren que los productores pueden utilizar menos combustibles fósiles sin reducir el rendimiento de sus cultivos ni la rentabilidad.

La agricultura moderna consume bastante combustible fósil. La gasolina da energía a la maquinaria agrícola. El gas natural es un ingrediente clave en los fertilizantes sintéticos que reponen los nutrientes del suelo. Y muchos de los pesticidas químicos más comunes se producen a base de petróleo.

Todas estas técnicas produjeron considerables ganancias en productividad y cosechas record. Pero los precios del petróleo vuelven a subir y los expertos predicen que la tendencia continuará.

“Muchas de las prácticas y herramientas que utilizamos actualmente se deben a que el petróleo es relativamente accesible. Si esto cambia, tendremos que re-evaluar cual es el mejor sistema a utilizar para nuestra tierra y el clima” según el profesor Matt Liebman de la Universidad Estatal de Iowa.

En Estados Unidos una típica granja comercial realiza siembra alternada de maíz un año y soja al año siguiente. Liebman y sus colegas estuvieron experimentando con alternativas posibles a este planteo.

En lugar de utilizar una rotación maíz-soja de dos años, ellos utilizaron una rotación de 4 años que incluye otros dos cultivos comerciales de interesante valor: avena y alfalfa. Como estas dos especies se cultivan y cosechan de forma diferente que el maíz y la soja, también se ayudó a romper con el ciclo de vida de las malezas y a utilizar menores productos derivados del petróleo para su control.

La alfalfa también ayuda a reponer los nutrientes del suelo, lo cual reduce la necesidad de fertilizantes. Cuando necesitaron fertilizar, el equipo de Liebman optó por utilizar estiércol animal en lugar de productos sintéticos.

Utilizando estas técnicas entre otras, Liebman logró reducir el uso de fertilizantes, pesticidas y combustibles fósiles sin reducir la producción. En el estudio publicado, la producción de maíz y soja del equipo de Liebman fue igual o superior a la de los campos convencionales, pero se utilizó entre un cuarto y la mitad de combustible fósil. Incluso afirman que los granjeros que sigan este sistema podrían obtener igual cantidad de ganancia que sus colegas que realizan siembra convencional.

Como toda teoría, esta también tiene quienes dudan de su factibilidad actual.

Orvin Bontrager, un asesor agrícola veterano de la zona, asegura que “todo se reduce a la rentabilidad económica”. “Si los precios del petróleo aumentan, entonces los fertilizantes, costos y productos químicos se volverán mucho más caros. En este caso, si el precio de los cultivos no aumenta, entonces sí obviamente tendremos que hacer algo como lo que sugiere Liebman porque tendría sentido económico hacerlo.

Bontrager agregó que cuando los precios del petróleo se dispararon en 2008 y los fertilizantes tuvieron también una suba irracional, el abono se convirtió en una alternativa de fertilización mucho más atractiva. “Los productores están dispuestos a hacer los cambios, si el precio es el correcto” agregó.

Nota / Aclaración

La rotación sugerida en este artículo se estudió para la zona mencionada (Iowa, EE.UU.). Para saber si esta rotación y las técnicas mencionadas se aplican a su zona, recomendamos consultar información, asesores y/ó centros de investigación locales.

 

Volver Atrás ◄◄

 

 

Enviar este artículo por e-mail

E-mail del destinatario

Nombre del remitente

Mensaje

Formato de e-mail

 
 

 
 

¿Le interesa recibir contenidos similares en su casilla de correo electrónico todas las semanas?

 

Suscríbase GRATIS al newsletter semanal, un resumen de noticias diseñado especialmente para productores, semilleros, asesores, técnicos y toda persona vinculada al sector agropecuario.

 

Suscribir al Newsletter Semanal

 

● Más información