Inicio  |   Agregar a Favoritos  |   Recomendar Sitio

   |     

 

 

 
 

Volver Atrás ◄◄

 
 

Información para Productores y Semilleros

 
 

CIMMYT (Centro Internacional para Mejoramiento de Maíz y Trigo)

El verdadero valor de la diversidad de trigo

 

¿Cuánto vale la diversidad? Ese es el tema de la recién publicada obra“Economic Analysis of Diversity in Modern Wheat,” (Análisis económico de la diversidad del trigo moderno) que describe los aspectos económicos, las complicaciones y las políticas públicas relacionadas con la diversidad del trigo moderno.

Todo el mundo desea lo mejor y los agricultores no son la excepción. Pero cuando un gran número de productores de trigo optan por sembrar las mismas variedades mejoradas en grandes extensiones de tierra, es posible que estén sacrificando la diversidad a largo plazo en aras de los beneficios a corto plazo.

Erika MengConscientes de esto, un grupo de autores provenientes de ocho institutos de investigación avanzada aunaron sus conocimientos con el fin de examinar la diversidad del trigo desde la perspectiva de la demanda de los fitomejoradores y agricultores, y de cómo las decisiones de política pública afectan esa diversidad. El libro que elaboraron, “Economic Analysis of Diversity in Modern Wheat” (Análisis económico de la diversidad del trigo moderno), es una iniciativa conjunta del CIMMYT y el Centro Australiano para la Investigación Agrícola Internacional (ACIAR, siglas en inglés) y fue recopilado por dos editores: Erika Meng (a la izquierda en la foto), economista del CIMMYT que falleció en 2008, y John Brennan, del Departamento de Industrias Primarias de New South Wales en Australia. Las regalías que genere la obra se destinarán al Fondo de Becas para las Políticas de Desarrollo e Investigación en Economía Erika C.H. Meng de la Universidad de California.

¿Por qué el trigo?
El trigo es uno de los cultivos alimentarios más importantes del planeta, pues aporta a la población mundial un promedio de 513 calorías por persona por día y se siembra en aproximadamente 217 millones de hectáreas. Los agricultores siempre buscan generar las mayores utilidades posibles; por eso, si una variedad de trigo es muy superior a las otras en términos de su rendimiento, adaptación ambiental y calidad industrial, los productores prefieren sembrarla en primer lugar, con el resultado de que una sola variedad llega a cubrir grandes extensiones de tierra. Si bien esta situación puede aportar beneficios inmediatos a los productores y a la economía, también aumenta la vulnerabilidad del trigo al estrés biótico y abiótico: por ejemplo, en vez de que una enfermedad dañe solo una parte del trigo cultivado en una región, ésta puede causar una destrucción masiva del mismo en grandes extensiones de tierra.

Esto ya ha sucedido en el pasado: en la década de 1950, una epifitia de roya del tallo atacó el trigo de primavera en toda América del Norte y redujo su producción en un 40%. Ahora los expertos temen que Ug99, otra cepa de esa misma roya, podría causar una devastación similar en los campos de trigo en gran parte de Asia y África.

Con el fin de descubrir cuánto valora la sociedad la diversidad del trigo, esta obra examina la historia, los usos y las políticas públicas relacionadas con el cultivo en China y Australia. Ambos países son grandes productores del grano, aunque tienen políticas muy distintas respecto al mejoramiento y la investigación; además, tienen diferentes niveles de comercialización y distintos incentivos para alentar a los productores a decidir cuál variedad sembrarán. Por ejemplo, la industria triguera de Australia es casi toda comercial, y la gran mayoría de productores australianos siembran cerca de 1,500 hectáreas y aplican herbicidas. Por el contrario, en China existen agricultores que producen trigo con fines comerciales y otros que se dedican al cultivo de subsistencia; la mayoría de los productores siembran menos de una hectárea con trigo y dependen del cereal para lograr la autosuficiencia alimentaria (en China, las familias campesinas producen más del 80% de los granos básicos que consumen).

El libro llega a la conclusión de que existen varias políticas que contribuyen a mermar la diversidad genética, entre ellas, las políticas que se enfocan en caracteres específicos como la calidad, o las que promueven un lanzamiento más rápido de las variedades. No obstante, los editores se muestran optimistas y postulan que si se cuenta con formuladores de políticas bien informados, será posible lograr rendimientos aceptables y, al mismo tiempo, cuidar el aspecto de la diversidad en todos los sistemas de producción, con lo cual los agricultores podrán producir altos rendimientos y conservarlos también.

Para mas información: Dr. Bekele Shiferaw, Director, Programa de Socieconomía (b.shiferaw@cgiar.org)

 

Volver Atrás ◄◄

 

 

Enviar este artículo por e-mail

E-mail del destinatario

Nombre del remitente

Mensaje

Formato de e-mail

 
 

 
 

¿Le interesa recibir contenidos similares en su casilla de correo electrónico todas las semanas?

 

Suscríbase GRATIS al newsletter semanal, un resumen de noticias diseñado especialmente para productores, semilleros, asesores, técnicos y toda persona vinculada al sector agropecuario.

 

Suscribir al Newsletter Semanal

 

● Más información