Inicio  |   Agregar a Favoritos  |   Recomendar Sitio

   |     

 

 

 
 

Volver Atrás ◄◄

 
 

Información para Productores y Semilleros

 
 

Proyecto Inocular

Sojas inoculadas en ambientes con condiciones climáticas adversas

 

En esta campaña, los ambientes con mayor humedad y temperatura tienen la oportunidad de alcanzar el nivel potencial de Fijación Biológica de Nitrógeno (FBN), ya que rápidamente dispondrán de nodulación fijadora. Esto se cumplirá en todas las etapas de crecimiento, siempre que el cultivo disponga del manejo sanitario y nutricional acorde a ese propósito.

 

Los cultivos de soja son sensibles a períodos prolongados de anegamiento y de sequía, sobre todo en etapas vegetativas. “Es importante destacar que todo lo que afecte el crecimiento de la planta afecta la simbiosis, ya que este proceso tiene alta demanda energética. La planta regula sus gastos energéticos y disminuye sus aportes hacia los nódulos ante síntomas de estrés hídrico”, explicó el ingeniero Alejandro Perticari, coordinador del Proyecto Inocular.

 

Las poblaciones de rizobios del suelo permanentemente están expuestas a condiciones estresantes. Si bien el agua es un medio natural donde los rizobios persisten, la permanencia por tiempos prolongados en estas condiciones promueve cambios en la composición de estas poblaciones de rizobios aumentando la deriva genética hacia biotipos con altísima capacidad de nodulación y con una escasa capacidad de fijar nitrógeno. Los periodos prolongados de escasez hídrica promueven la mortandad y las poblaciones presentes alcanzan a sobrevivir en un número muy bajo.

 

Sin embargo, se ha demostrado que en lapsos cortos de estrés hídrico el cultivo se recupera y, si es que no hubo pérdida de nódulos, la FBN también.

 

Cuando hay niveles hídricos elevados por precipitaciones y temperaturas acordes disminuyen los niveles de N del suelo; esto crea una condición óptima para una mayor FBN y la posibilidad de aumentar los aportes de N biológico al cultivo.

 

Los ensayos de evaluación de efectos de la inoculación realizados en el marco del Proyecto Inocular en esta campaña -que cuentan con excelentes niveles de humedad- muestran cultivos de soja con gran crecimiento y con nódulos en actividad fijadora plena, acorde a la etapa de crecimiento. En esta campaña, en muchas regiones se han presentado situaciones de intensas precipitaciones y en otras, de escasez. Estas condiciones climáticas no modifican las recomendaciones para una correcta inoculación ni de las buenas prácticas de manejo. Recordemos que con la inoculación aportamos cepas de rizobios seleccionados por su alta eficiencia para fijar N en condiciones estables, a diferencia de las poblaciones del suelo. La inoculación es una práctica fundamental en campos que se cultivan con soja, que requiere de ciertos cuidados para alcanzar los resultados esperados.

 

 

Acerca del Proyecto Inocular

 

El Proyecto Inocular es una iniciativa conjunta entre el INTA y 25 empresas fabricantes de inoculantes. Con más de 9 años de trayectoria, este proyecto se encarga de evaluar los efectos de la inoculación en diferentes ambientes de producción de leguminosas y, al mismo tiempo, de difundir los resultados obtenidos.

 

Volver Atrás ◄◄

 

 

Enviar este artículo por e-mail

E-mail del destinatario

Nombre del remitente

Mensaje

Formato de e-mail

 
 

 
 

¿Le interesa recibir contenidos similares en su casilla de correo electrónico todas las semanas?

 

Suscríbase GRATIS al newsletter semanal, un resumen de noticias diseñado especialmente para productores, semilleros, asesores, técnicos y toda persona vinculada al sector agropecuario.

 

Suscribir al Newsletter Semanal

 

● Más información