Inicio  |   Agregar a Favoritos  |   Recomendar Sitio

   |     

 

 

 
 

Volver Atrás ◄◄

 
 

Información para Productores y Semilleros

 
 

CIMMYT (Centro Internacional para Mejoramiento de Maíz y Trigo)

Surcar la Pobreza

 

Con la sembradora-cultivadora mecánica (PTOS) los agricultores aumentan sus rendimientos y ahorran tiempo y dinero.

Como parte de las actividades a nivel internacional para ensayar y difundir la agricultura de conservación, el CIMMYT y sus colaboradores introdujeron y están promoviendo nueva maquinaria agrícola en Bangladesh. Mediante esta acción esperan ayudar a los agricultores a mejorar el rendimiento de sus cultivos, la seguridad alimentaria y el modo de vida de los habitantes de ese país.

Sin inmutarse por los baches o lo cerca que pasan los automóviles en sentido contrario, Enamul Haque contesta sus correos electrónicos. Viaja en el asiento trasero de un automóvil que recorre la zona rural de Bangladesh. Como parte del paisaje, atrás van quedando la vegetación exhuberante interrumpida cada cierta distancia por riachuelos caudalosos, viajeros transportados en coches tirados por hombres que pedalean lentamente, árboles de lichi o de Jack cargados de pesados frutos.

Haque, agrónomo experto en sistemas agrícolas del CIMMYT, interrumpe la respuesta de un correo electrónico para contestar su teléfono celular. “Era un agricultor que quería comprar una sembradora-cultivadora mecánica”, explica después de colgar. “Le dije que se comunicara con Hasan Uddin Sikder, de la compañía Green Machinery.”

Sikder es un proveedor de maquinaria que comenzó a importar sembradoras-cultivadoras mecánicas (PTOS en inglés) de China en 2002, por recomendación de Haque. El año pasado vendió 60 de estas máquinas—un tractor de dos ruedas con una sembradora— y este año planea vender 100.

“El CIMMYT reunió a los agricultores que tenían interés en la tecnología, los capacitó para operar las máquinas y los ayudó a conseguir préstamos”, dice Sikder, y explica por qué él ha tenido tanto éxito con la venta de sembradoras-cultivadoras mecánicas. “Si es el CIMMYT que se dirige a los agricultores, éstos le creen. El CIMMYT ha estado con los agricultores desde el principio.”

Oportunidades para empresarios
Hace cinco años, Sonaton Kumar Biswas acudió a un recorrido de campo que el CIMMYT organizó en Sonaikuri, distrito de Rajbari, en la región central de Bangladesh. El CIMMYT y el Instituto de Investigación Agrícola de Bangladesh (Bangladesh Agricultural Research Institute, BARI) dieron una demostración de cómo se utiliza la PTOS para labrar el suelo, colocar la semilla en una línea y cubrirla en una sola pasada, en lugar de los seis u ocho pases que se necesitan con la labranza convencional.
                                    
Biswas se compró una sembradora-cultivadora mecánica, la usó en su terreno y dijo que sus rendimientos de trigo crecieron de 2.25 a 2.7 toneladas por hectárea, que equivale a un incremento de 20%. Luego comenzó a rentarla a otros agricultores en Sonaikuri, a razón de 49 dólares estadounidenses por hectárea. Con sus ganancias compró maquinaria agrícola nueva y construyó una casa. “La gente de la localidad ahora me respeta”, comenta Biswas. “Anteriormente no me tomaban mucho en cuenta. Ahora soy parte del comité directivo escolar y miembro de la asociación de agricultores Sonaikuri Audunik Krishok Somoboy”.

Quienes usan sembradoras-cultivadoras mecánica suelen tener rendimientos e ingresos más elevados”, dice Haque, quien fue el segundo autor del reciente estudio del CIMMYT-BARI sobre los impactos de la adopción de la sembradora operada por un tractor en Bangladesh. “Las sembradoras-cualtivadoras ofrecen otros beneficios, como el acortamiento de los ciclos entre la siembra de un cultivo y otro, y ahorros de tiempo, laboreo y semilla.”

En otro poblado, el empresario agrícola Md. Babul Akter observa mientras un grupo de chiquillos ríen y juegan en torno a una sembradora-cultivadora. Para los más jóvenes, la máquina tal vez forme parte del paisaje del poblado, lo mismo que las cabras negro azabache de Bengala que deambulan libremente, o los montones de chiles puestos a secar. Akter comenzó a vender maquinaria y refacciones en su tienda de implementos agrícolas “Krishi Seeba Beetan” después del curso del CIMMYT en 2004 sobre cómo reparar, operar y dar mantenimiento a las sembradoras-cultivadoras. “El negocio es bueno,” comenta, y agrega que la demanda de PTOS aumentó después del día dedicado específicamente a mostrar su funcionamiento. Los agricultores ahora vienen con Akter a pedirle asesoría sobre cómo usar la máquina. “Si no conoce la respuesta, me llama”, dice Haque, haciendo énfasis en que hacen un trabajo prácticamente de equipo.

Vencer a los adversarios
No obstante estas historias de éxito, la vida es difícil para muchos en Bangladesh. Es uno de los lugares más densamente poblados del mundo; cerca del 80% de la población vive con menos de dos dólares estadounidenses por día. En un informe de las Naciones Unidas se estima que 65.3 millones de personas no alcanzan a satisfacer su seguridad alimentaria y que su problema se agravó con el reciente incremento al precio de los alimentos y los combustibles. La agricultura es el sector individual más importante de la economía, según un informe de la FAO y los rendimientos por tanto deben incrementarse de manera sustentable, para ayudar a la población en situación de pobreza, que rebasa los 156 millones y sigue aumentando

Siendo un país relativamente pequeño, casi del tamaño de Grecia o Nepal, en Bangladesh los agricultores practican la rotación intensiva de cultivos para escapar del hambre. Se está haciendo uso de los recursos más allá de lo que se considera "sustentable" y cada centímetro cuadrado de tierra arable se siembra 1.8 veces al año

Los tractores de dos ruedas son ideales para Bangladesh donde los agricultores, por tradición, tienen pequeñas explotaciones y hay escasez de mano de obra para el campo.

Las ventajas de las sembradoras-cultivadoras mecánicas
“Una adecuada mecanización de la siembra como la de las sembradoras-cultivadoras mecánicas facilita a los agricultores la preparación de la tierra y les permite sembrar superficies más extensas en menos tiempo y con menos mano de obra”, comenta Stephen Waddington, quien trabajó como agrónomo regional en la oficina del CIMMYT en Bangladesh de 2005 a 2007. Con este tipo de maquinaria los agricultores se ahorran semanas de trabajo duro de labranza; esto significa también 43% menos CO2 en la atmósfera al año, según un estudio referente a la adopción del tractor.

Por el clima caluroso de Bangladesh, hay varios cultivos que pueden sembrarse únicamente a principios de la estación fría y seca, de finales de octubre a mediados de diciembre. Los agricultores del extremo suroeste del país —distrito de Dinajpur— están utilizando las sembradoras-cultivadoras para sembrar trigo, maíz, arroz y frijol mungo, inmediatamente después de la cosecha de los cultivos anteriores, cuando la humedad del suelo es óptima. “Con cultivos como trigo y leguminosas, como la lenteja, el tiempo que transcurre entre uno y otro es crítico, si se quieren lograr rendimientos aceptables", explica Waddington.

Los cultivos deben plantarse en el momento correcto y también a la profundidad correcta. Tradicionalmente, los agricultores han sembrado semilla “al voleo"; es decir, toman la semilla y la lanzan al suelo. Este método, sin embargo, hace que la semilla caiga a diferente profundidad y que por tal motivo no toda germine adecuadamente. "Con las sembradoras-cultivadoras, la colocación de la semilla es uniforme a 2-3 cm de profundidad", dice Haque. Los agricultores usan menos semilla y es más fácil desyerbar, ya que las plantas emergen en una sola línea recta.

Sonaton Kumar Biswas (derecha), un agricultor de la zona centro de Bangladesh, dice que es más respetado en su comunidad desde que se convirtió en un empresario agrícola.

En la región central de Bangladesh, los agricultores están modificando el aditamento para la semilla de las sembradoras-cultivadoras, para poder adaptarla como arado cincel de alta velocidad (HSRT en inglés), que hace a la máquina ideal en la preparación de la tierra para sembrar cebollas, ajos y yute. Muchos agricultores en Bangladesh tienen un patrón de siembra arroz-trigo. Pero el HSRT facilita la diversificación de cultivos y los agricultores hacen uso de la tierra de manera más racional, tienen una dieta más variada y sus ingresos aumentan al producir cultivos comerciales. “Con el HSRT, los agricultores aumentan sus rendimientos de cebolla de 2 a 2.5 toneladas por hectárea”, dice Shirajul Islam, científico sénior y funcionario de la División de Investigación en finca del BARI.

Estudio de los impactos de la adopción de la PTOS
Investigadores del BARI y del CIMMYT han estado promoviendo la PTOS entre los empresarios agrícolas desde 2003, con financiamiento de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID). A la fecha están en operación 430 en Bangladesh y más de 25,000 agricultores las emplean en una superficie de aproximadamente 20,000 hectáreas. Los proveedores de servicios han obtenido ingresos promedio de 81,003 dhakas (aprox. 1,177 dólares de EEUU) por año; muchos de ellos gastaron el dinero extra en comida, ropa, atención médica, educación y vivienda, según un estudio del CIMMYT-BARI.

En pocas palabras, la PTOS y otras tecnologías que conservan los recursos permiten a los agricultores arar el suelo y hacer la siembra de manera más eficiente. De esta manera conservan y protegen la productividad y la calidad del suelo, del agua y otros recursos naturales de los cuales depende la productividad agrícola a largo plazo.

Para más información: Enamul Haque (e.haque@cgiar.org), agrónomo en sistemas agrícolas, CIMMYT-Bangladesh

 

Volver Atrás ◄◄

 

 

Enviar este artículo por e-mail

E-mail del destinatario

Nombre del remitente

Mensaje

Formato de e-mail

 
 

 
 

¿Le interesa recibir contenidos similares en su casilla de correo electrónico todas las semanas?

 

Suscríbase GRATIS al newsletter semanal, un resumen de noticias diseñado especialmente para productores, semilleros, asesores, técnicos y toda persona vinculada al sector agropecuario.

 

Suscribir al Newsletter Semanal

 

● Más información