Inicio  |   Agregar a Favoritos  |   Recomendar Sitio

   |     

 

 

 
 

Volver Atrás ◄◄

 
 

Panorama Global

 

Los productores agropecuarios de Illinois, Estados Unidos, están enfrentando la campaña más cara de la historia de ese estado

 

Los costos de los fertilizantes tanto para maíz como para soja acarrean un aumento del 300 por ciento mientras que los costos de las semillas llegaron a duplicarse desde 2002.

También el costo de mantener la tierra aumentó un 65 por ciento y el precio de los combustibles subió 35 por ciento desde la campaña de 2002.

Economistas de la Universidad de Illinois esperan grandes costos de implantación, disminuciones en la demanda de mercados externos y precios no tan atractivos, lo que podría provocar que los productores tengan un retorno negativo por sus cosechas. Algunas estimaciones hablan de que el resultado será negativo en 8 dólares por acre para el maíz y 15 dólares por acre para la soja este año.

En resumen, muchos esperan que los productores tengan que poner más dinero por acre de lo que van a obtener a la cosecha. Esta sería la primera vez desde 1990 que ambos cultivos pueden terminar en pérdidas.

 

Volver Atrás ◄◄

 

 

Enviar este artículo por e-mail

E-mail del destinatario

Nombre del remitente

Mensaje

Formato de e-mail

 
 

 
 

¿Le interesa recibir contenidos similares en su casilla de correo electrónico todas las semanas?

 

Suscríbase GRATIS al newsletter semanal, un resumen de noticias diseñado especialmente para productores, semilleros, asesores, técnicos y toda persona vinculada al sector agropecuario.

 

Suscribir al Newsletter Semanal

 

● Más información