Inicio  |   Agregar a Favoritos  |   Recomendar Sitio

   |     

 

 

 
 

Volver Atrás ◄◄

 
 

Ganadería y Planteo Mixto

 
 

MAIZAR (Asociación Maíz Argentino)

El sorgo conectado a sistemas ganaderos intensivos

 
(Resumen de la Jornada Todo Sorgo 2009)

El hecho de que el sorgo es un cultivo más eficiente en un 30% que el maíz en el uso del agua, hace que sea correcto evaluar su uso en las estrategias productivas intensivas de carne y leche. De eso dieron testimonio, Raúl Druetta (Brinkmann-Morteros), Eduardo Cortés (San Francisco) y Rubén Brunetto (La Playosa-Pozo del Molle), tres técnicos estrechamente vinculados al cultivo, en el marco del Panel de experiencias localizadas.

Quien cerró la jornada TodoSorgo 2009, en Pozo del Molle, fue el ingeniero Juan Luis Baudino, asesor del CREA San Guillermo, quien enfatizó que “en los actuales modelos de producción de leche, con alta carga animal y en situaciones de tasas de crecimiento del pasto muy diferentes entre la estación cálida y la fría, es imprescindible contar con algún método que permita trasladar producción forrajera de una a la otra”.

Baudino destacó que en principio “fue la henificación la que permitió equilibrar la oferta forrajera, pero en la actualidad la carga es tal que los sobrantes de forraje de primavera-verano no alcanzan para cubrir el bache de otoño-invierno”.

Es así que se recurre al ensilado de especies de alta producción de forraje durante la primavera y verano. “Por supuesto que la primera en cumplir acabadamente con los requisitos de volumen y calidad, sin dudas, es el maíz; pero como los tambos también se desarrollaron en zonas marginales para este cultivo, sobre todo por calidad de suelos o distribución y volumen de las lluvias, la seguridad de contar con un buen cultivo de maíz es relativa; entonces aparece el sorgo como especie alternativa. En este caso en lo primero que se piensa es en los cultivares para producción de grano, que, bien manejados, proveen un material de calidad aceptable en la planta y buenos niveles de almidón provisto por el grano, pero con una menor producción por unidad de superficie”.

Baudino abrió el panorama al decir que “otra alternativa, es la de usar cultivares seleccionados para la producción de forraje. Estos tienen la particularidad de ofrecer un material con mejores características en la fracción fibrosa pero sin almidón, lo cual hace necesario aportarlo de otra forma, grano molido, por ejemplo. La ventaja que posee es su versatilidad, ya que pueden hacerse hasta 3 cortes y su período de cosecha es más prolongado, ya que la calidad es más estable, disminuyendo poco entre el estado de hoja bandera y el de grano lechoso, aunque en este caso se afecta su capacidad de rebrote”.

En cuanto a la calidad, el promedio de un buen número de análisis durante varios años, es: Proteína bruta: 9,3 %; Fibra Detergente Neutro: 61,6 % y Digestibilidad: 54,0 %.
”Si asumimos que el consumo de materia seca en la vaca está regido por el contenido de FDN de la dieta y que en un buen silaje de maíz el grano representa alrededor del 50 % de la MS total, no resulta tan descabellado pensar que para lograr concentraciones de FDN similares en la dieta, y por lo tanto similares consumos de MS, es necesario agregar, al silaje de sorgo forrajero, menor cantidad de grano que la existente en un silaje de maíz, con la ventaja de que no necesariamente debe ser cosechado en el establecimiento y su precio esta regido por el mercado internacional”, dijo Baudino.

 

Volver Atrás ◄◄

 

 

Enviar este artículo por e-mail

E-mail del destinatario

Nombre del remitente

Mensaje

Formato de e-mail

 
 

 
 

¿Le interesa recibir contenidos similares en su casilla de correo electrónico todas las semanas?

 

Suscríbase GRATIS al newsletter semanal, un resumen de noticias diseñado especialmente para productores, semilleros, asesores, técnicos y toda persona vinculada al sector agropecuario.

 

Suscribir al Newsletter Semanal

 

● Más información