Inicio  |   Agregar a Favoritos  |   Recomendar Sitio

   |     

 

 

 
 

Volver Atrás ◄◄

 
 

Información para Productores y Semilleros

 
 

INTA Pergamino

Respuesta del Maíz a la Fertilización Complementaria con Nitrógeno, Zinc, Boro y Otros Nutrientes aplicados por Vía Foliar

 

Ings. Agrs. Gustavo N. Ferraris y Lucrecia A. Couretot

Área de Desarrollo Rural INTA EEA Pergamino

nferraris@pergamino.inta.gov.ar

Introducción:

La fertilización foliar ha despertado un creciente interés en productores y asesores, debido a la aparición de casos en los que ha permitido corregir deficiencias nutrimentales de las plantas, promover un buen desarrollo de los cultivos, y mejorar el rendimiento y la calidad del producto cosechado (Trinidad y Aguilar, 1999). Su principal utilidad consiste en complementar los requerimientos de un cultivo que no se pueden abastecer mediante la fertilización clásica, ya se trate de elementos de baja absorción desde el suelo (Malavolta,1986), o para fines específicos que requieren la aplicación tardía de los nutrientes i.e. incrementar su concentración en el grano (Fregoni,1986).

 

Algunas de estas situaciones se manifiestan con frecuencia en la Región Pampeana Argentina i.e. síntomatología de carencias de zinc (Zn) en cultivos de maíz fertilizados con dosis medias a elevadas de fósforo (P) en línea, deficiencias subclínicas de boro (B) en soja en regiones con larga historia de monocultivo, o la necesidad de aplicar nitrógeno (N) en antesis de cebada, para alcanzar un valor deseado de proteína en grano.

 

En la actualidad, se han dado diversas condiciones que permiten realizar un diagnóstico más preciso acerca de las expectativas de respuesta a la fertilización foliar. Estas incluyen la mayor difusión de análisis de suelo y tejido (Martens y Westermann, 1991), mayor información de campo y un conocimiento más amplio acerca de eventuales deficiencias regionales (Ferraris et al., 2007), notables avances acerca del rol de los nutrientes en la respuesta de las plantas a condiciones de estrés (Yuncai et al., 2008) y herramientas de medición que permiten detectar pequeñas respuestas a nivel de campo (Reetz, 1996; Mallarino et al., 1998).

 

Algunas condiciones de cultivo favorecen la obtención de resultados positivos, como la remoción de microelementos a través de secuencias agrícolas que ya suman muchos años, fertilizantes tradicionales con mayor pureza y menor contenido de elementos menores, carencias inducidas por alta fertilización con NPS y una demanda creciente de microelementos a causa de la obtención de mayores rendimientos (Girma et al, 2007)

 

Los objetivos de este experimento fueron: 1.Evaluar la respuesta del Maíz al agregado de fertilizantes complejos agregados por vía foliar y 2. Estudiar el efecto de la fertilización con nitrógeno, zinc y boro incorporados sobre la semilla o mediante aplicaciones foliares. Hipotetizamos que el agregado de dosis pequeñas de nutrientes bajo formas químicas de fácil asimilación, mejoran diversos parámetros de cultivo y con ello su rendimiento.

 

Para ver el trabajo completo en formato Word haga CLICK AQUÍ

 

Volver Atrás ◄◄

 

 

Enviar este artículo por e-mail

E-mail del destinatario

Nombre del remitente

Mensaje

Formato de e-mail

 
 

 
 

¿Le interesa recibir contenidos similares en su casilla de correo electrónico todas las semanas?

 

Suscríbase GRATIS al newsletter semanal, un resumen de noticias diseñado especialmente para productores, semilleros, asesores, técnicos y toda persona vinculada al sector agropecuario.

 

Suscribir al Newsletter Semanal

 

● Más información