Inicio  |   Agregar a Favoritos  |   Recomendar Sitio

   |     

 

 

 
 

Volver Atrás ◄◄

 
 

Información para Productores y Semilleros

 
 

ASAGIR (Asociación Argentina de Girasol)

Informe de Girasol al 28 de Julio 2009

 

Mejoran los ánimos en la economía mundial. El Dólar más débil propicia el aumento de las commodites. El precio internacional del aceite de girasol es 12% superior al de la última década.

El contexto internacional y los precios

Así como, a mediados del mes de junio, se conocieron estimaciones pesimistas sobre la economía mundial e intentos regulatorios de la Reserva Federal, que generaron desconfianza en Wall Street, desde mediados del corriente mes, casi todos los indicadores han comenzado a mostrar signos positivos, lo cual ha propiciado una mejora en los precios de las commodities, que se habían visto seriamente afectadas, cuando se pinchó la mini-burbuja formada entre marzo y junio pasados.

La FED sostiene que el PBI de los Estados Unidos caerá, en 2009, entre 1 y 1,5%, cuando su pronóstico anterior era de 1,3-2%. Según el mismo ente, la inflación se ubicaría entre el 1 y el 1,4% y apenas un poco más elevada en 2010. La economía china creció 7,9% en el segundo trimestre y mantiene el objetivo de una suba anual del 8% en el año, gracias al estímulo fiscal de MU$S 568.000, dispuesto por las autoridades. En la Unión Europea, el índice de actividad “anticipado” mostró, en junio, un sorprendente incremento del 1,5%. Se nota un mejor humor o una distinta percepción sobre la profundidad de la crisis, que no se traslada a la cuestión del empleo ya que, en este sentido, siguen firmes los pedidos por subsidio de desempleo y nadie espera, sino hasta 2010, un cambio de tendencia.

Luego de una “mini-fuga hacia la calidad”, producida por el intento regulatorio a los bancos, por parte del gobierno de los Estados Unidos, volvió la calma y cayó la demanda de dólares, con lo cual esta moneda tendió a debilitarse, de U$S/€ 1,39 el 10 de julio, a niveles superiores a 1,42 en los últimos días. Algunos bancos mejoraron sus balances, lo mismo que empresas “insignia” que cotizan en bolsa, lo cual indujo al Dow Jones a superar los 9.000 puntos, con una suba de más de 1.000 unidades, una vez pasado el susto de mediados de junio. Finalmente, las ventas de casas nuevas en los Estados Unidos repuntaron un 11% interanual en junio, su mayor brinco en ocho años.

Como suele ocurrir ante cada caída del Dólar, las commodities tendieron a mejorar: el petróleo, que llegó a estar por debajo de los U$S 60 el barril WTI, alcanzó los U$S 67,3. Un reciente informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) disminuye el porcentaje de los cultivos en estado excelente o bueno, con respecto al mes anterior, lo que ha estimulado una mejoría en el precio de la soja, que venía castigado no sólo por la revaluación anterior del Dólar, sino también por el pronóstico de una excelente cosecha en los Estados Unidos. Por último, Oil World acaba de informar que la limitada oferta actual de aceite de soja estimularía la demanda del de palma, en los próximos meses. Su estimación es que las exportaciones, entre octubre 2008 y septiembre 2009, crecerían 7% en relación al año anterior, alcanzando la impresionante suma de MT 35,2 y reduciendo los stocks finales.

El precio del aceite de girasol en Rótterdam cerró a U$S/tn 790 para julio-septiembre, U$S/tn 825 para el último trimestre de 2009 y U$S/tn 860 para enero-marzo de 2010. El valor actual está 12% por encima del promedio decenal, previo a la burbuja de 2007-2008, corregido por inflación. La mejora alcanza a 22%, para contratos de 2010.

El mayor dinamismo observado en el complejo soja se debió a la brusca escasez, por el fracaso de la cosecha anterior en el Hemisferio Sur. Hubo un cierto apuro por abastecerse de proteínas vegetales, sobre todo por parte de China. La demanda por aceites, insatisfecha por la provisión del derivado de soja se orientó, por tamaño de mercado y volumen exportado, hacia el aceite de palma de Malasia e Indonesia, tal como se apuntara más arriba.

No extraña que nuestro aceite cotice con descuentos del 2,3 y 2,7%, con respecto a los de soja y canola, respectivamente. Dicho descuento se mantiene en los contratos para los cinco meses que restan del año, pero se convierte en una prima si se consideran los pactados para principios de 2010: de 1 y 1,5%, respectivamente.

 

Informe del Lic. Jorge Ingaramo, economista asesor de la Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR). 

 

Volver Atrás ◄◄

 

 

Enviar este artículo por e-mail

E-mail del destinatario

Nombre del remitente

Mensaje

Formato de e-mail

 
 

 
 

¿Le interesa recibir contenidos similares en su casilla de correo electrónico todas las semanas?

 

Suscríbase GRATIS al newsletter semanal, un resumen de noticias diseñado especialmente para productores, semilleros, asesores, técnicos y toda persona vinculada al sector agropecuario.

 

Suscribir al Newsletter Semanal

 

● Más información