Inicio  |   Agregar a Favoritos  |   Recomendar Sitio

   |     

 

 

 
 

Volver Atrás ◄◄

 
 

Ganadería y Planteo Mixto

 
 

INTA Mercedes

Dietas con maíz entero para optimizar el engorde a corral

 

La intensificación de los sistemas ganaderos contempla al engorde a corral (feedlot) como una de las alternativas más difundidas de producción de carne. En este sistema, el maíz es el ingrediente más utilizado -entre los granos disponibles- para la alimentación del ganado. En situaciones de emergencia ganadera, el grano se complementa con la fibra, un componente que con frecuencia constituye una limitante operativa y económica en las dietas de feedlot.

La digestibilidad del grano se mejora mediante un procesamiento -molienda, partido, aplastado, tratamientos con vapor, etc- que favorece la ruptura de la matriz proteica que contiene los gránulos de almidón, lo que implica un costo adicional. Sin embargo, el animal también puede realizar esa ruptura simplemente con la masticación. Experiencias realizadas en el INTA Mercedes -Corrientes- demostraron que la utilización del grano de maíz entero en animales jóvenes, de hasta 230 kg de peso vivo, no sólo permitió eliminar la fibra proveniente de henos sino que mejoró la eficiencia de conversión, la ganancia de peso y disminuyó el consumo respecto al grano partido.

El ensayo comparó dos dietas en base a grano entero de maíz y expeller de girasol como aporte proteico, durante 60 días -incluyendo 25 de adaptación progresiva-, en vaquillas de 225 kg. La primera ración incluyó fibra, mientras que la segunda no. En ambos tratamientos se registraron similares ganancias diarias de peso -0,950 kg-, pero el 85% de las vaquillas que recibieron fibra efectiva alcanzó el estado conveniente de terminación a los 60 días. En cambio, sólo el 55% del lote que recibió una dieta sin fibra pudo comercializarse en ese mismo momento debido a problemas en la etapa de adaptación a la ración. De allí se desprende la importancia de este período.

Según estos resultados, las dietas de grano entero suministradas a animales jóvenes pueden utilizarse con bajos o nulos niveles de fibra -lo cual simplifica el proceso y reduce gastos-, con el requisito de realizar una correcta adaptación de los animales a la nueva dieta.

Informes: Bqca. Jorgelina Flores, INTA Mercedes, (03773) 421115/420392, jflores@correo.inta.gov.ar

 

Volver Atrás ◄◄

 

 

Enviar este artículo por e-mail

E-mail del destinatario

Nombre del remitente

Mensaje

Formato de e-mail

 
 

 
 

¿Le interesa recibir contenidos similares en su casilla de correo electrónico todas las semanas?

 

Suscríbase GRATIS al newsletter semanal, un resumen de noticias diseñado especialmente para productores, semilleros, asesores, técnicos y toda persona vinculada al sector agropecuario.

 

Suscribir al Newsletter Semanal

 

● Más información