Inicio  |   Agregar a Favoritos  |   Recomendar Sitio

   |     

 

 

 
 

Volver Atrás ◄◄

 
 

Información para Productores y Semilleros

 
 

CIMMYT (Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo)

Duplicación de haploides acelera el desarrollo de maíz tolerante a sequía para África

 

El CIMMYT está adaptando el método de haploides duplicados, una tecnología moderna diseñada para generar líneas endogámicas de maíz tropical para África al sur del Sahara. Es una tecnología que promete ayudar a bajar los costos y a generar en menos tiempo maíz con mejor adaptación a los ambientes más difíciles en que trabajan los agricultores pobres del mundo.

Los científicos del CIMMYT han comenzado a generar variedades tolerantes de maíz tropical para lugares como África al sur del Sahara; utilizan un método muy avanzado, que se conoce como haploides duplicados, que en el pasado habían aplicado principalmente comercializadoras de semilla cuyas operaciones, en su gran mayoría, se concentran en maíz para zonas templadas.

“Haploide” se refiere al número de cromosomas en una célula reproductora, como esperma u óvulos. En gramíneas como el maíz, las células reproductoras, es decir, el polen y los óvulos, contienen 50% de los cromosomas de un individuo totalmente desarrollado. La fertilización combina la información genética de los dos progenitores y la descendencia hereda series de pares de cromosomas, que portan la diversidad de cada uno de los progenitores.

“Los mejoradores de maíz que desarrollan híbridos, es decir, el tipo más productivo de las variedades de maíz y el que más comercializan las semilleras, deben en algún punto crear líneas puras y genéticamente estables de plantas individuales idóneas, que sirvan como progenitores de los híbridos", dice José Luis Araus, fisiólogo especialista en maíz del CIMMYT. Habitualmente, los fitomejoradores obtienen líneas utilizando polen de la propia planta para fertilizar en repetidas ocasiones plantas de maíz individuales seleccionadas. Para este trabajo se necesitan grandes extensiones de tierra, mano de obra, ambos costosos, además de tiempo en el campo, por lo general siete o más generaciones, hasta en lugares donde se pueden sembrar dos cultivos por ciclo.

Líneas más puras, menos costosas, más rápido
En las postrimería del siglo XX, los investigadores agrícolas crearon un método más rápido y más económico para generar líneas progenitoras genéticamente uniformes; no obstante, se trataba de un procedimiento complicado desde el punto de vista técnico. El primer paso tiene que ver con hacer cruzas de maíz normal con tipos de maíz especial llamados "inductores", cuyo polen hace que el maíz normal poduzca semilla que contiene embriones haploides. El embrión haploide es portador de una sola serie de sus propios cromosomas en lugar de series de pares normales. Se siembran los embriones y el posterior tratamiento a las plántulas con un químico especial hace que se “fotocopien” sus cromosomas haploides, que forman una planta fértil dotada de una serie duplicada de cromosomas idénticos, capaz de producir semilla 100% genéticamente pura. “El tratamiento existente, lo mismo que lograr que el embrión produzca una cantidad razonable de semilla de una línea pura, es muy complicado", explica Ciro Sánchez Rodríguez, técnico del CIMMYT encargado de los ensayos en campo de haploides duplicados, “pero cuando el proceso se perfecciona, únicamente se necesitan dos generaciones, alrededor de un año, y las ventajas en cuanto a la logística son enormes.”;

Vanessa Prigge en el campo de la estación experimental del CIMMYT donde se ensaya maíz para el trópico.

Ensayos extensivos primero en el trópico
El CIMMYT está poniendo en marcha la tecnología de haploides duplicados en una estación experimental en México, utilizando plantas tolerantes a la sequía y adaptación a los suelos de África Subsahariana. “El uso que hace el CIMMYT de las prácticas es otro ejemplo de cómo ponemos tecnologías de vanguardia al servicio de los pequeños agricultores menos favorecidos”, señala Araus. “Entre otras cosas, esto representa una buena oportunidad de aumentar la disponibilidad de variedades mejoradas con tolerancia a la sequía para África al sur del Sahara", dice.

Las comercializadoras de semilla en Europa y Norteamérica han sido los principales usuarios de la tecnología de haploides duplicados, y los genotipos inductores que existen son de adaptación a climas templados. “El comportamiento de los inductores es muy pobre en los ambientes tropicales de nuestras estaciones en México”, según Vanessa Prigge, estudiante de posgrado de la Universidad de Hohenheim que trabaja en el CIMMYT en el perfeccionamiento de la técnica. Para generar inductores que funcionen mejor en ambientes del trópico, Prigge y otros colegas están cruzando inductores de climas templados de Hohenheim con maíz del CIMMYT, de México, Kenia y Zimbabue. “Esperamos tener versiones de inductores para el trópico en un par de años”, indica.

Llegar a los campos de los agricultores
Las líneas de maíz derivadas de este trabajo se usarán inicialmente en los proyectos
Drought Tolerant Maize for Africa (DTMA) y Water Efficient Maize for Africa (WEMA).

“Esta es una tecnología muy interesante”, señala Aida Kebede, estudiante etíope de doctorado de Hohenheim que está ayudando a poner en marcha la tecnología de los haploides duplicados en el CIMMYT. “Es la clave para atender de manera más rápida los problemas que continuamente enfrentan los productores de maíz en África: sequía, presión de enfermedades y escasa productividad. ¡Me da mucho gusto poder ayudar!”

Para mayor información, diríjase a José Luis Araus, fisiólogo especialista en maíz (j.araus@cgiar.org)

 

Volver Atrás ◄◄

 

 

Enviar este artículo por e-mail

E-mail del destinatario

Nombre del remitente

Mensaje

Formato de e-mail

 
 

 
 

¿Le interesa recibir contenidos similares en su casilla de correo electrónico todas las semanas?

 

Suscríbase GRATIS al newsletter semanal, un resumen de noticias diseñado especialmente para productores, semilleros, asesores, técnicos y toda persona vinculada al sector agropecuario.

 

Suscribir al Newsletter Semanal

 

● Más información