Inicio  |   Agregar a Favoritos  |   Recomendar Sitio

   |     

 

 

 
 

Volver Atrás ◄◄

 
 

Información para Productores y Semilleros

 
 

INTA Rafaela

Ensayan la recuperación de un suelo salino sódico en Santa Fe, empleando técnicas de agricultura de precisión

 

El elevado contenido de sodio en los suelos genera condiciones desfavorables que inciden negativamente sobre el desarrollo de las plantas. Estos inconvenientes pueden atemperarse mediante la aplicación de materiales correctores, entre los cuales uno de los más empleados es el yeso natural. Por otra parte, en las áreas húmedas y subhúmedas ese tipo de suelos se presenta generalmente en forma de mosaicos vinculados a al paisaje y a los microrrelieves, lo cual complica la dosificación de la enmienda. Esta característica determina una situación especialmente indicada para el su manejo mediante métodos de la agricultura de precisión.

En este marco, el INTA Rafaela -Santa Fe- realizó un ensayo en un campo ubicado en el Departamento Las Colonias, durante la campaña 2007/2008. Se trabajó en un lote de 81 ha totales, que presentaba tres sitios diferentes: un sector de suelos normales, otro de situación intermedia (salino no alcalino) y el último salino-sódico. Mediante una sonda con sistema automático de muestreo se elaboró un mapa de la conductividad eléctrica (CE) y, sobre esa base, se determinaron 3 sectores: de alta, media y baja CE. En el primero se aplicaron 1.000 kg/ha de yeso agrícola y en el segundo la dosis fue de 500 kg/ha -en ambos casos como corrector, que deberá repetirse en cultivos futuros-, mientras que en el tercero se usaron 130 kg/ha en calidad de fertilizante azufrado. Para la distribución de la enmienda se utilizó una fertilizadora-encaladora con dosificador variable.

Se sembró el híbrido de maíz DK 682. Las lluvias caídas durante el ciclo del cultivo fueron inferiores a las normales y afectaron el rendimiento del área de CE baja, donde se registraron entre 4.000 kg/ha y 7.500 kg/ha, en tanto que se consideran interesantes los valores logrados en el área de CE media, de 2.000 kg/ha a 4.000 kg/ha. Como era de esperar, en el área de CE alta no se cosechó nada. Es necesario aclarar que, aunque se considera que el de maíz no es el cultivo indicador más adecuado para esta situación, se respetó la decisión del empresario, que así lo había planificado previamente.

Como conclusión, corresponde destacar que la disponibilidad de maquinaria para la agricultura de precisión permite realizar actividades diferenciadas, que anteriormente no eran posibles. Este trabajo continúa actualmente y está proyectado para varios años.

Informes: Ing. Sebastián Gambaudo, Ing. Hugo Fontanetto, INTA Rafaela, (03492) 440121/3/5, sgambaudo@rafaela.inta.gov.ar, hfontanetto@rafaela.inta.gov.ar

 

Volver Atrás ◄◄

 

 

Enviar este artículo por e-mail

E-mail del destinatario

Nombre del remitente

Mensaje

Formato de e-mail

 
 

 
 

¿Le interesa recibir contenidos similares en su casilla de correo electrónico todas las semanas?

 

Suscríbase GRATIS al newsletter semanal, un resumen de noticias diseñado especialmente para productores, semilleros, asesores, técnicos y toda persona vinculada al sector agropecuario.

 

Suscribir al Newsletter Semanal

 

● Más información